Tecnologia y Vida

Noticias Actuales

Golpe de calor

¿Cómo prevenir un golpe de calor?

Lo que necesitas saber 


Identifica los síntomas de un golpe de calor y cómo debes actuar para impedir problemas graves. 

Un golpe de calor se  produce cuando la temperatura corporal sube por encima de los 40º grados, y el organismo humano es muy sensible a variaciones externas, ya que funciona a unos 37º grados.  Sin embargo, la temperatura a la que se puede originar un golpe de calor varía según el individuo.

Las personas mayores de 65 años y los niños menores de seis años son más frágiles, así como las personas que viajan de zonas frías a países más cálidos.

¿Cómo puedes llegar a sentirte si tienes un golpe de calor? 

Síntomas del golpe de calor: 

  • Aceleración del ritmo cardíaco con latido débil.
  • Dolor de cabeza.
  • Ataques con convulsiones.
  • Confusión, desorientación.
  • Sudoración excesiva al principio, con posterior falta de sudor.
  • Enrojecimiento y sequedad de la piel.
  • Fiebre con temperatura corporal de más de 39,4º (llegando hasta los 40 y 41º).
  • Comportamiento inadecuado, como por ejemplo, comenzar a quitarse ropa sin importar el sitio donde se encuentre.
  • Puedes deshidratarte y orinar muy poco.

Si se presenta un golpe de calor es recomendable tener en cuenta las siguientes medidas:

  • Si la persona se encuentra en un ambiente caliente o en exposición al Sol, poner a la persona en un sitio fresco en la sombra y colocarle los pies en alto.
  • Llamar a urgencias.
  • Desvestir a la persona e intentar disminuir la temperatura corporal, colocando tela mojada.
  • Si es posible, trasladar a la persona afectada a una zona con aire acondicionado o ventilador.

Consejos para prevenir un golpe de calor 

 Medidas preventivas

  • Evitar el ejercicio o la actividad intensa en las horas de pleno calor.
  • No exponerse demasiado al sol durante los primeros días que nos enfrentemos a altas temperaturas.
  • No beber alcohol, ni energizantes, bebidas azucaradas, porque aumentan la temperatura y tienen un alto contenido de calorías.

Te recomendamos leer

¿Como llevar una vida saludable?

Evitar las comidas grasas, su digestión proporciona más calorías al organismo. También evitar comidas muy calientes.

Asimismo, La Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac) recomienda una serie de medidas higiénico-dietéticas que ayudan combatir los efectos del exceso de calor en el organismo.

Te recomendamos leer

Atención A Las Diferencias Entre La Nutrición Y La Alimentación

Entre ellas, destacan:
•La ingesta de líquidos aún sin tener sed,
•El uso de ropa ligera
•Consumir frutas y verduras.

El calor y las altas temperaturas en el verano pueden suponer un peligro para nuestra salud por lo que es necesario estar hidratados tomando dos o tres litros de agua al día y tratar de utilizar gafas de sol para evitar la exposición directa del sol en tus ojos al medio día.

Referencia: Webconsulta

Comparte Este Contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *